viernes, 24 de diciembre de 2010

Miedo y Asco en Madrid

He estado al otro lado.
He traspasado el umbral y me he regocijado por ello. Pero también ha sido duro. Ha sido profundo.
Por fin, me estoy conociendo a mi mismo. He pecado. Y lo sigo haciendo. Me da igual. Pero me arrepiento al mismo tiempo. Se que no soy yo, pero se que soy todo el tiempo solo yo. Si pudiera volver atrás en el tiempo, te regalaría mas versos. Si pudiera volver atrás en el tiempo ahora sentiríamos sin medida lo que ayer desperdiciamos. En una ocasión, tire del hilo y se rompió. Cogí el extremo y volví a tirar. Se volvió a romper... he llegado al limite y me he mantenido en él. Le he Puesto un limite al limite y me he mantenido en ese otro limite, creando a su vez un nuevo limite en el... a veces me recuerdo a mi mismo como una canción de los Doors. Cuando parece que el limite de la canción a llegado, lo mantiene y lo fuerza y sigue y sigue cual vaquero en un caballo desbocado, Como cuando no quieres terminar un polvo y lo aguantas hasta el final para después solo empezar de nuevo.
Hace tiempo que pienso en todo. Hace tiempo que no me quedo en blanco. Me gustaría poder empezar de cero, cuerpo nuevo y ala, a vivir. Me gustaría que la vida sea cíclica, como un viaje de ácido para así poder reencontrarnos de nuevo desde cero. El tiempo lo cura todo pero el tiempo es un hijo de puta vestido de negro que se ríe en nuestra cara mientras vemos como corre, y corre, y corre...
Me gustaría ser yo y tú y nosotros y a la mierda mi mierda y la tuya... También me gustaría revolcarme en esa mierda y dejar de sentir, dejar de sentir solo un momento para poder concentrarme cuando me acarician. Para disfrutar de la vida como si nada. Para poder escribir sin razón o con ella fuera de aquí y dentro de ti. Me gustaría dejar de especificar lo mismo que ayer y seguir sin tener ni puta idea de porque lo hice. Me gustaría ver un llama de fuego en tu ojo derecho porque así sabría que al izquierdo le falta poco.
No se lo que me pasa que me replanteo mi vida y no encuentro salida. Ni si quiera puedo saber lo que me pasa por la cabeza porque ya ha pasado. Me he comprado una pipa y se me apaga cada dos por tres, cortando mis pensamientos con el chispazo del mechero. Ni si quiera la yerba me sabe como antaño y además el tabaco se me queda pegado en la garganta. Ya no encuentro placer ni en los vicios. Pero aun así sigo drogándome porque no me soporto. Sigo pensando que me acuesto conmigo mismo cada noche y por eso no quiero dormir, para no escucharme en la intimidad.Prefiero sacar un poco de todo en unas teclas ya grasientas de la cena de ayer, soledad demasiado hecha con depresión "al dente". Ni si quiera la pasta con tomate y atún me sabe como la pasta con tomate y atún, cosas del momento y la compañía.

1 comentario:

  1. Amor yo estoy dentro de tí, ya no te acuestas solo, te acuestas con nosotros. Te quiero. Y ahora la pasta con tomate y atún gracias a tu magia se ha convertido en tarta de zanahoria con chocolate blanco ;)

    ResponderEliminar