lunes, 27 de diciembre de 2010

(II) Fragmentos: Suicidio

Suspiro.
Miro al vacío. Hay un largo camino hasta el suelo. La tarea es fácil. Solo es un salto y el mecanismo seguirá su curso. Se cumplirá la ley de la gravedad y ya esta. Todos mis problemas, todas mis preocupaciones y penas, se estrellaran junto con mi cuerpo inconsciente. Podré ser libre de cargas, de pesos, de responsabilidades. Pero sin embargo, también me veré despojado de mis alegrías, de mis metas y sueños. Me veré obligado a separarme de la gente que amo. Pero no aguanto más. Es mi vida, tengo el derecho a hacer lo que crea conveniente...pero hay tantas cosas que me quedan por hacer.... Todavía no he despedido a nadie pero...si lo hiciese me intentarían detener. Y eso no es lo que quiero. Yo quiero acabar con todo de una vez. Con toda esta presión que se agolpa en mi cabeza, que me impide pensar. No sale nunca nada bien, eso esta claro así que por qué seguir perdiendo si puedo dejar de jugar. Me retiro, tiro la toalla. Vuelvo a mirar al vació. 21 pisos. No sentiré nada, caeré inconsciente y todo será muy rápido...eso es lo que quiero. ¿O no? Me viene a la mente la imagen de mi mismo, inerte en la acera, sin sueños, sin amigos. Solo allí abajo, rodeado de mirones.Lo tengo claro. Doy el paso sin pensarlo, pero lo hago hacía atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario