miércoles, 29 de diciembre de 2010

Reflexión sobre el Artista

Arte. Es una palabra imposible de definir, al menos hoy en día. Arte puede ser considerado una manera de expresión. Pero... ¿cómo nos expresamos?

La respuesta a esa pregunta es inmensa. Hay mil maneras de expresarse. Pero la que nos importa en este preciso instante es aquella manera de expresarse basada en la sinceridad. Arte, volviendo al principio, es una manera de expresarse por parte de... ¿un artista? Obviamente pero.... Para que realmente sean eso, Arte y artista, debe haber sinceridad. "La base de todo artista es la sinceridad". Debe aprender a conocerse a sí mismo, sus limitaciones y sus virtudes a explotar. No debe simplemente cagar un cuadro y limpiarse para no volver a tocar un pincel, ni vomitar unos versos para no coger una pluma de nuevo en años. Un artista debe explotarse y explorarse sinceramente y expresar lo que encuentre en dicha exploración. Simplemente ser uno mismo y mostrárselo al mundo. Hay cantantes que no saben modular su voz a la perfección. Hay guitarristas que no saben tocarse un solo... sin embargo a la hora de expresarse, son ellos mismos. Pueden hacerlo mejor o peor, eso está sujeto a su experiencia, pero si son buenos artistas, será su forma de expresarse, ni más ni menos.

Hablando de la experiencia, un artista debe estar sujeto a las leyes de esta. No debe dejar de lado la práctica de su arte, sea cual fuere, simplemente debe trabajarlo y adquirir unos conocimientos nuevos cada día mediante dicha práctica, por ínfimos que sean. Debe apreciar el hecho, no de "dar cera, pulir cera" repetitivamente, si no "sentir la cera que das y pulir realmente las imperfecciones de esa cera". Sabio no es el que lo sabe todo, sino el que aprende algo nuevo cada día. No solo lo aprende, sino que lo aprehende, lo incauta y lo hace suyo. A raíz de esa práctica, llegará la inspiración. La inspiración es preciosa, todo el mundo puede estar inspirado, pero dicha inspiración debe venir mientras se trabaja el arte que te inspira. A todo el mundo se le ocurre de vez en cuando una bonita frase o un buen riff de guitarra, pero.... ¿estás escribiendo mientras se te ocurre esa frase? ¿Tienes una guitarra en tus manos para poder crear ese riff que suena en tu cabeza? ¿Puedes llegar a orinar sin un lugar apropiado para ello?

Estas tres preguntas resumen lo siguiente: Si te viene algo natural a la mente, y no estás preparado para plasmarlo de alguna manera, tendrás que aguantártelo y soltarlo en otro momento, pero ya no será sincero ni espontaneo. Ya no tendrás esa base de inspiración sincera sobre la que empezar a trabajar y pulir poco a poco, será una sombra de lo que pensaste. No tendrá su esencia del “aquí y ahora”. Hay quien fuerza esos momentos, hay quien sufre para buscar inspiración, se aprovecha de dicho sentimiento para inspirarse en él. Otros usan la alegría del momento o su rabia interna. Otros usan drogas para encontrar esa inspiración y hasta hay a quien le funciona.

¿Mi opinión? Bendito aquel que puede disfrutar de la vida estando "drogado" de ella sin necesidad de drogarse realmente, pues es un visionario. Las drogas, en cuanto a su uso para crear arte o expresarse artísticamente, están sobrevaloradas. Todo aquel que se inspira mediante una droga, podría hacerlo realmente sin ella. Conozco a un tipo que siempre está puesto de ácido y no ha probado ni el alcohol, por supuesto tampoco el ácido. Es capaz de sentir lo que siente un hombre al comer LSD. No en toda su plenitud pero si en la sana e importante, la sinestesia. Un artista debe sentir lo que hace. Perdón, debe Sentir lo que hace. No sentir que está haciendo algo, sino sentir tristeza si está tocando una melodía triste o llenarse de júbilo al componer una canción alegre. Las drogas, en ocasiones, solo amplifican nuestra sinestesia, nuestra percepción de la realidad.

Decía el poeta/filosofo: "si las puertas de la percepción fueran depuradas, desprovistas de filtros, todo se mostraría ante el hombre tal cual es: infinito". Las drogas nos arrancan esos filtros, eso "controles parentales naturales" de percepción. Por eso, todo aquel que sea capaz de sentir esa sensación sin consumir una droga física, es un Iluminado, un Verdadero Artista.

Así pues, la base de todo artista, según mi opinión, debe ser la sinceridad, el aprendizaje diario y la exploración de uno mismo y su entorno según sus limitaciones. El artista puro, puede buscar inspiración hasta en una piedra, si el momento lo requiere, eso es precisamente lo que lo distingue del resto de los mortales.

martes, 28 de diciembre de 2010

(III) Fragmentos: Locura

Joder.Lo he vuelto a notar. Lo llevo notando toda la mañana. Alguien me esta siguiendo y no se la razón. Es una idea descabellada pero sé que hay alguien a mis espaldas, observando cada uno de mis movimientos. Me giro: Nada. Son tonterías, me digo. Pero yo se que no lo son. Aprieto un poco el paso sin mirar atrás. No se quien será ni cuales serán sus intenciones, pero tampoco quiero comprobarlo. De pronto me paro. Se ha ido: Me doy la vuelta y todo esta normal. No, algo se ha movido detrás de mi. Me giro, pero no lo veo. Otro ruido detrás.¿ cuantos son y donde están? Empiezo a sentir miedo. Esto parece sacado de una escena de un thriller de terror. Noto a alguien detrás pero al mirar no hay nadie, lo siento de nuevo pero sigo sin ver nada. Echo a correr desesperado.¿Por qué no me dejan en paz?.Sigo corriendo y mirando atrás, pero no hay rastro de mis perseguidores. De pronto tropiezo. Caigo de bruces y me golpeo el hombro. Creo que no puedo levantarme. Están ahí. Me verán. Intento moverme pero algo me lo impide. Ellos. Forcejeo pero no puedo. Me encojo sobre mi mismo, suplicando clemencia. Ellos no dicen nada ni responden a mis lloriqueos y suplicas. No les veo pero ellos si a mi. Me levanto. Miro a mi alrededor. No hay nadie. Han vuelto a apiadarse de mi.

Manifiesto de un personaje.

¿Sabes una cosa? Los cuentos siempre están llenos de duendes alegres, de hadas de todos los colores, de gnomos y enanos, de animalillos que hablan y aconsejan,tienen brujas buenas y malas, personas malvadas, ángeles, demonios, princesas, sapos y príncipes, tienen palacios, castillos, prados, bosques encantados, pequeñas cabañas... Los cuentos tienen cielos estrellados cuyas estrellas se pueden tocar con las puntas de los dedos, tienen preciosas puestas de sol y lunas grandes con sonrisas de fantasía... En los cuentos todo ocurre como sucede en los sueños, pero con un alto grado de moralidad. Todo niño de pequeño tiene su cuento, y ese cuento es el que quiere vivir,por eso los cuentos también tienen esos momentos mágicos que parecen que en realidad nunca podrían suceder, pero nunca cuestionas un cuento... un cuento es un cuento, y puede pasar lo que sea... e incluso lo que estas deseando que pase... Los cuentos nos hacen soñar, reír, llorar, los cuentos nos enseñan...
Yo soy un personaje de esos cuentos, yo soy una pequeña parte de esa historia, con la que sueño por las noches. Yo camino sobre glaciares y volcanes, atravieso bosques peligrosos, algunas dagas rozan mi piel, flechas me persiguen,cruzo desiertos sobre tu hombro y si hace falta, yo enseño, pero también aprendo... Yo recibo consejos y los doy...
Yo te necesito para que me leas en tus ojos y así poder existir... la única diferencia que existe entre yo y esos personajes de cuento barato es que yo soy el personaje que decidas que sea...
Yo puedo ser el pequeño duende que aparece en el lugar menos pensado, pero en el momento mas oportuno para poder ayudar...
Yo puedo ser una de esas pequeñas haditas que pueden hacer que tus deseos se vuelvan realidad..
Yo puedo ser uno de esos gnomos 7 veces mas fuerte que tú y veloz y que siempre esta de buen humor...
Yo puedo ser uno de esos enanos que esta todo el día con mala cara...
Yo puedo ser uno de esos animalillos que te aconsejará, que no te dejará aunque no sigas sus consejos y que te seguirá apoyando aunque te equivoques...
Yo puedo ser una bruja buena que por las noches convierta las pesadillas en chocolate blanco o una de esas brujas malas, que con su gato negro, su bola de cristal y su libro de hechizos puede hacer mil maleficios...
Yo puedo ser una de esas personas malvadas que pretende hacer que a la pobre protagonista le salga todo mal...
Yo puedo ser uno de esos ángeles a los que llamas cuando necesitas consuelo...
Yo puedo ser uno de esos demonios que te pinchan con su pequeño tridente...
Yo puedo ser esa princesa que siempre habías soñado...
Yo puedo ser ese sapo feo, que se convertirá en una persona fantástica si le empiezas a apreciar...
Yo puedo ser ese príncipe que te irá a rescatar...
Yo puedo hacerte soñar, reír o llorar...
Yo puedo hacer que te aburras como en el peor de tus días o que se te pase el tiempo volando...
Pero esa decisión es tuya...
Solo necesitas tu imaginación para ello...
¿Escribirás mi historia?

lunes, 27 de diciembre de 2010

(II) Fragmentos: Suicidio

Suspiro.
Miro al vacío. Hay un largo camino hasta el suelo. La tarea es fácil. Solo es un salto y el mecanismo seguirá su curso. Se cumplirá la ley de la gravedad y ya esta. Todos mis problemas, todas mis preocupaciones y penas, se estrellaran junto con mi cuerpo inconsciente. Podré ser libre de cargas, de pesos, de responsabilidades. Pero sin embargo, también me veré despojado de mis alegrías, de mis metas y sueños. Me veré obligado a separarme de la gente que amo. Pero no aguanto más. Es mi vida, tengo el derecho a hacer lo que crea conveniente...pero hay tantas cosas que me quedan por hacer.... Todavía no he despedido a nadie pero...si lo hiciese me intentarían detener. Y eso no es lo que quiero. Yo quiero acabar con todo de una vez. Con toda esta presión que se agolpa en mi cabeza, que me impide pensar. No sale nunca nada bien, eso esta claro así que por qué seguir perdiendo si puedo dejar de jugar. Me retiro, tiro la toalla. Vuelvo a mirar al vació. 21 pisos. No sentiré nada, caeré inconsciente y todo será muy rápido...eso es lo que quiero. ¿O no? Me viene a la mente la imagen de mi mismo, inerte en la acera, sin sueños, sin amigos. Solo allí abajo, rodeado de mirones.Lo tengo claro. Doy el paso sin pensarlo, pero lo hago hacía atrás.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Soy un Falso Heroe. Una broma que los dioses me han gastado.

Sigo creyendo que soy invencible. Al menos lo creía anoche. Bueno, en Nochebuena. No lo soy. Es comprensible.
Me di cuenta de que no soy mas que un puto organismo pluricelular atascado en la rueda de la evolución.
Ya no soy un niño, ni un hombre. Estoy en una adolescencia atemporal y fuera de lugar. Tengo 19 años y me siento de 60, por lo menos. Añoro las tardes de domingo como esta en un buen fuego con un buen libro y una buena pipa. No me salen versos, solo se me extravían pensamientos. Ya no se que los diferencia. Si quieres me rimo unas o si quieres te narro otras... Pero todas sobre lo mismo. Tu pelo. Tu olor a sudor después de una fiesta. Tu pose de barbie desconchada y llena de complejos.
Hasta hoy jamas había sabido lo que es querer.... ni lo que es odiar. Todavía no odio a nadie.. Puedo guardarte rencor, puedo enfadarme contigo... puedo intentar odiarte pero no te odiare. Sin embargo ya se querer. Se lo que es el amor verdadero. Se que hay algo ahí que me esta golpeando fuerte y no me deja pensar.
Pero la vida sigue. La vida rima, y para que una rima sea eso, una rima, hace falta un verso que la siga. La vida, sin bebida, seria vida sin salida. ¿Veis? Pues aquí es fácil, coges unas terminaciones y te masturbas con ellas para conformar una eyaculacion en forma de rima precoz, y la vida sigue. Ahora bien, ponte a pasarlo a la practica.
No se seguir, no se parar... no separar el bien del mal, no seguir pensando que todo lo pasado fue bonito y seguir sin pensar que lo bonito ha pasado... Todavía quedan muchas horas para morir, o muy pocas, pero pasan de largo pasando de mi y dejandome solo las migajas de la felicidad. Nada es tan bonito como parece. Y menos cuando eres experto en joderla.
"Pienso en mi mismo como en un ser humano sensible e inteligente pero abrumado por un alma de payaso que siempre me obliga a joderla en el momento mas crucial. Soy un falso héroe. Una broma que los dioses me han gastado."
Mandadme a cagar, es lo unico que hago bien, y ni si quiera se limpiarme.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Miedo y Asco en Madrid

He estado al otro lado.
He traspasado el umbral y me he regocijado por ello. Pero también ha sido duro. Ha sido profundo.
Por fin, me estoy conociendo a mi mismo. He pecado. Y lo sigo haciendo. Me da igual. Pero me arrepiento al mismo tiempo. Se que no soy yo, pero se que soy todo el tiempo solo yo. Si pudiera volver atrás en el tiempo, te regalaría mas versos. Si pudiera volver atrás en el tiempo ahora sentiríamos sin medida lo que ayer desperdiciamos. En una ocasión, tire del hilo y se rompió. Cogí el extremo y volví a tirar. Se volvió a romper... he llegado al limite y me he mantenido en él. Le he Puesto un limite al limite y me he mantenido en ese otro limite, creando a su vez un nuevo limite en el... a veces me recuerdo a mi mismo como una canción de los Doors. Cuando parece que el limite de la canción a llegado, lo mantiene y lo fuerza y sigue y sigue cual vaquero en un caballo desbocado, Como cuando no quieres terminar un polvo y lo aguantas hasta el final para después solo empezar de nuevo.
Hace tiempo que pienso en todo. Hace tiempo que no me quedo en blanco. Me gustaría poder empezar de cero, cuerpo nuevo y ala, a vivir. Me gustaría que la vida sea cíclica, como un viaje de ácido para así poder reencontrarnos de nuevo desde cero. El tiempo lo cura todo pero el tiempo es un hijo de puta vestido de negro que se ríe en nuestra cara mientras vemos como corre, y corre, y corre...
Me gustaría ser yo y tú y nosotros y a la mierda mi mierda y la tuya... También me gustaría revolcarme en esa mierda y dejar de sentir, dejar de sentir solo un momento para poder concentrarme cuando me acarician. Para disfrutar de la vida como si nada. Para poder escribir sin razón o con ella fuera de aquí y dentro de ti. Me gustaría dejar de especificar lo mismo que ayer y seguir sin tener ni puta idea de porque lo hice. Me gustaría ver un llama de fuego en tu ojo derecho porque así sabría que al izquierdo le falta poco.
No se lo que me pasa que me replanteo mi vida y no encuentro salida. Ni si quiera puedo saber lo que me pasa por la cabeza porque ya ha pasado. Me he comprado una pipa y se me apaga cada dos por tres, cortando mis pensamientos con el chispazo del mechero. Ni si quiera la yerba me sabe como antaño y además el tabaco se me queda pegado en la garganta. Ya no encuentro placer ni en los vicios. Pero aun así sigo drogándome porque no me soporto. Sigo pensando que me acuesto conmigo mismo cada noche y por eso no quiero dormir, para no escucharme en la intimidad.Prefiero sacar un poco de todo en unas teclas ya grasientas de la cena de ayer, soledad demasiado hecha con depresión "al dente". Ni si quiera la pasta con tomate y atún me sabe como la pasta con tomate y atún, cosas del momento y la compañía.