viernes, 6 de julio de 2012

"Castillo...


...de naipes"

Ha vuelto a suceder. Y no me cansaré de repetirlo: Soy un falso héroe, una broma que los dioses me han gastado. Tengo un alma racional abrumada por otra de payaso que me hace cagarla en los momentos claves de mi vida.

Cuando lo tengo TODO, se desmorona cual castillo de naipes y no, por muy mago que sea, no puedo evitar su caótica caída. Acabo de llegar de Ámsterdam, mi amante platónica, y cuando llegué allí, lo tenía TODO. Una mujer que me quería, unos amigos que me apoyaban y respetaban y hasta algo de dinero ahorrado en mi trabajo fijo de artista. Tenía ilusión, ganas de comerme el mundo y la verdad, lo estaba haciendo.

Hasta que volví.

Ya solo me queda una libreta manchada de poemas que te escribí en el extranjero justo antes de descubrir tu (seguramente inteligente) huída y una caja de hojalata con un libreto del “Bulldog” con un “Hallelujah I love u so”. Huída no cobarde, sensata, pues se debe  a mi supuesta maldad y toxicidad interior pero… ¿Acaso no te dije que “Hurt” me definía?

Como dijo un surfero de los años 80’: “Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra.”

PD: “They say that gossip comes from the Devil’s Workshop and only TRUE LOVE can make it stop.”

Gracias, Hugh, por dejarme recordarla con un sonrisa en la cara, como a una mujer de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario