jueves, 1 de diciembre de 2011

Me siento...(-Nos sentimos...)(+¿Qué dices?)

...Vacío.
(-¿En serio?No jodas que vas a empezar a ponerte en plan quejica...)(+Esto yo quiero leerlo.)


No puedo dormir. (-Ni yo) (> ¿Qué haces escribiendo a estas horas?)Me estalla la cabeza y las pesadillas acechan en la oscuridad (-No son pesadillas, soy yo.)(>Y yo…¿De qué hablamos?)(+Yo paso). Me aferro al teclado en un vano intento de desmembrar el miedo y aniquilarlo por completo(-¿Va con segundas? Porque puedo gritar más ¡FUERTE!)(>LOL). No lo consigo. Mi cabeza da más vueltas que nunca. (-AAAAAHHHHHH!!!)(+Tío… eso sobraba)(-AAAAAAAAHHHHHH!!!!) ¡BASTA! (+Eso, Gracias…) Sufro una lucha interna entre mi yo y mi yo (-¡PRESEEEEEENTE!) y mi otro yo (+A mi no me metas), y el otro, por conseguir tomar el poder. Cada uno a su manera. Los gritos no me dejan pensar (-Tú te lo has buscado). Me asquea hacer cualquier tipo de cosa ahora mismo, de hecho, me asquea escribir. Lo hago porque lo necesito. Porque no tengo con quien hablar un miércoles a las 5 de la madrugada (+Gracias ¿Eh?). A veces, el vivir solo tiene sus cosas malas. (-A veces dice…) Esta es una de ellas. Necesitas una conversación con alguien, y no puedes tenerla. (+Gracias, repito, estoy aquí…) Simplemente porque no es normal llamar a alguien a las 5 de la madrugada de un día de diario (- O si…Todo es ponerse.)

El caso es que llega un momento en que uno, no puede más (-Ya estás quejándote otra vez) y tiene que parar y pensar. Pero a veces, las cosas no son fáciles. Ni si quiera añado el “tan” antes del “fáciles” porque no tengo por qué ni me apetece hacer comparaciones. No son fáciles porque pensar conlleva razonar, meditar y cuando meditas sobre una vida (-Será “Tú” vida ¿No?)(>”Nuestra” Ya que te pones técnico)(-Chúpame la ¡POLLA!) Y esa vida es un asco en casi todos los aspectos…. Malo. Cuando tienes la moral baja, lo ves todo negro. Yo ahora mismo lo veo… Vacio, ni si quiera negro. Incoloro… tal vez. Si, incoloro. Paso, paso de prácticamente todo (+A favor.). Todo me supera. Estoy harto de luchar y luchar y que me den ostias, que me den guantazos por todas partes. (-Solo estoy gritando un poco joder… que sensible…)

¿Qué tiene que hacer un hombre para ser feliz? ¿Para alcanzar aunque sea un mínimo porcentaje de sus sueños? ¿Es que de verdad es todo tan jodido que una persona con buena voluntad no puede tener una vida tranquila, feliz y plena?

Seguiré dando cabezazos contra mi mesa, a ver si por fin funciona. (-¡SIIII! ¡PIDO PRIMER!)(+…)(>Paso de ver esto.)

1 comentario: